Cacao: propiedades, beneficios y usos de este alimento

Cacao, un alimento consumido hoy en día en todo el mundo y considerado como un súperalimento debido a sus bondades para la salud. En este artículo te hablamos sobre su composición nutricional, las propiedades y beneficios del cacao y cuáles son los diferentes usos del cacao.

El cacao se ha hecho muy popular debido a sus usos en la gastronomía (como chocolate), pero también posee múltiples propiedades beneficiosas para el organismo. El uso del cacao se remonta a tiempos remotos, cuando los mayas, aztecas e incas, cultivaron por primera vez este árbol y utilizaron sus semillas para fines rituales, alimenticios y económicos.

En la actualidad, esta delicia natural es empleada tanto interna (bebidas, infusiones, comidas) como externamente (lociones, cremas) por sus beneficios para la salud y por su rico sabor.

Para aprovechar todas las propiedades del cacao, elige un cacao ecológico, orgánico o bio.

¿Qué esperas para aprovechar y comer este bien llamado “Regalo de los dioses”?

.

El cacao y su composición nutricional

El cacao que consumimos se obtiene del fruto en forma de almendra del árbol cuyo nombre científico es Theobroma cacao, pero que recibe el mismo nombre1 popularmente. Éste en su interior contiene de 30 a 40 semillas las cuales se procesan para lograr el producto que conocemos1,2. El prensado de las almendras origina tres formas principales: el licor de cacao, la manteca de cacao, y del residuo, el polvo de cacao3.

Las semilla del cacao es rica en antioxidantes específicos, con la estructura básica de las catequinas y epicatequinas; polifenoles (principalmente flavonoides) similares a los encontrados en los alimentos vegetales como frutas y verduras y el . Entre 10 y 22% de la composición de la semilla del cacao es grasa, principalmente ácidos grasos (oleico, palmítico y esteárico, además de otros ácidos orgánicos), aminoácidos, compuestos azufrados, fenoles (cumarina, esculetinay catecol), acetofenona, benzaldehído, benzoato deisopentilo; y por terpenos (aceites esenciales), apigenina,  entre otros.

Más
artículos