El cacao, planta medicinal y de deleite

Publicado por: Karl Hinges
Año de Publicación: 1998

Por cacao se conocen las semillas del árbol del cacao (granos), así como el polvo que se obtiene de ellas. También se denomina de la misma forma en algunos países a la bebida que se obtiene al añadir leche y azúcar al cacao en polvo. El cacao es la materia prima con la que se fabrica el chocolate. Los granos del cacao son las semillas crudas sin la carne del árbol del cacao (Theobroma cacao L., keke). El botánico Carl von Linné lo llamó Theobroma, que significa alimento de los dioses. El árbol silvestre del cacao fue cultivado por primera vez por los mayas. Procede originariamente del norte de Sudamérica, donde crece a la sombra de árboles selváticos más altos. Hoy en día su cultivo se extiende por toda la franja tropical del planeta. Los árboles de hasta 15 m de altura se cultivan en plantaciones para facilitar el cosechado, pero también se podan para dejarles una altura de entre 4 y 6 metros. El árbol, de hoja perenne, posee flores y frutos simultáneamente durante todo el año. Las preciosas florecitas blancas, como particularidad botánica, se disponen en forma de penacho sobre un tallo sin hojas o en ramas laterales más robustas1. Los frutos del cacao miden 15-20 cm de longitud, 7-10 cm de espesor y alcanzan un peso de hasta 500 g. Su color pasa del verde, cuando no están maduros, al amarillo, rojo-amarillento o pardusco cuando están casi maduros o maduros del todo.